Madueña: Un fascista anda suelto

En Sinaloa hay un fascio y este tiene su enclave en la Universidad Autónoma de Sinaloa, una institución educativa que ha sido privatizada.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

El fascismo como ideología de dominación física-psicológica y de subyugación política presenta ciertas características que lo definen como un prototipo de estructura de control societario, entre las que se encuentran (además de otras) la antidemocracia, su repudio al disenso, a la libertad de expresión, el patrimonialismo, el corporativismo, la nulidad sindical, la corrupción, la vigilancia intrusiva de personas y familias, entre otras lindezas que se observan claramente en las actitudes de las autoridades que tienen secuestrada la Universidad Autónoma de Sinaloa.

También es característico su modelo de propaganda política que se nutre de la radioactividad que emana de la mentira rampante y repetitiva, de la postverdad y la infamia; propaganda excesiva y delirante que se esparce como cortinas de humo para sofocar u oscurecer la verdad objetiva y sus hechos (Radio Universidad).

Antes de asumir el máximo liderato como primer ministro de la Italia fascista de mediados del siglo XX, Benito Musolini, progenitor de la ideología fascista en Europa, había sido líder del fascio de Milán.

En Sinaloa hay un fascio y este tiene su enclave en la Universidad Autónoma de Sinaloa, una institución educativa que ha sido privatizada/corporativizada con el innoble objetivo de instrumentalizarla económica y políticamente a favor de un partido de derecha extrema: El Partido Sinaloense.

En la actualidad los roles protagónicos de la trama fascistoide son el duce que despacha como líder de ese partido corrupto, el ex rector Hector Melesio Cuén Ojeda y su lamentable lugarteniente, un hombrecillo (no por su alzada física, sino por su reducida talla ética) Jesús Madueña Molina, recién defenestrado de la rectoría por un juez de carácter penal, donde se le acusan de varias fechorías financieras en perjuicio de la institución educativa y lo más grave, del pueblo de Sinaloa.

Fascistas es un adjetivo calificativo de carácter negativo que connota y denota con meridiana exactitud y claridad la naturaleza exacta de ese sociopata afectado irremisiblemente en lo poco que tenía de conciencia moral, a fuer de repetir delirantemente un atajo de mentiras que se ha inventado para sobrevivir al alud de pruebas judiciales que lo incrimina como delincuente de cuello negro.

Es asombroso ver los videos del sociopata madueñita, regodeándose ante las cámaras de televisión con un discurso demencial para tratar de justificar lo injustificable: su palmaria responsabilidad penal en más de 5 causas que se le han instruido por asuntos de corrupción.

En su enloquecida defensa ha solicitado la realización de una kermesse a las afueras de los juzgados en donde se le está procesando penalmente. Un pasaje hilarante y locuaz que ni al gran Manco de Lepanto, Miguel de Cervantes Saavedra, se le hubiera ocurrido.

Antes de pisar el penal de Aguaruto deberían recluirlo una temporada en el hospital psiquiátrico.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído