Rocha Moya y Cuén: la falacia de la falsa equivalencia

Detectar, admitir y corregir los errores del día a día, en asuntos personales, profesionales o políticos, es importante para el ejercicio del quehacer humano y público.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Hace algunos 20 años el gobernador de Sinaloa y yo nos dimos un tiro mediático.

Nos dimos un entre periodístico que no pasó a mayores, con todo y que el ex rector de la UAS tiene las letras pesadas, yo no me sentí agraviado para nada, ya que son los gajes del oficio, algo que desde mis inicios en esta actividad entendí muy bien.

Yo le dí un descontón y el me contestó con un mandoble que me hizo trastabillar.  

Bien merecido que me lo tenía, porque equivoqué en algo que escribí de forma apresurada y peor, desmesurada.

Detectar, admitir y corregir los errores del día a día, en asuntos personales, profesionales o políticos, es importante para el ejercicio del quehacer humano y público y solo se puede hacer desde una mente abierta y reflexiva, que no es fácil obtener en ciertos momentos de la vida, porque el ego es grande y pisa fuerte. 

Rocha Moya ha ofrecido disculpas por sus exabruptos ante la prensa sinaloense y es algo que lo ennoblece.

En particular a una periodista del programa Línea Directa que conduce Víctor Torres.

Ciertamente, los ataques infundados al gobernador y su familia no provienen de los medios serios y regulares, como es Línea Directa.

Estos vienen de las cloacas del periodismo negro, pero bien identificado y de marca registrada.

No hay registro en la historia política de Sinaloa de un gobernador que hubiera recibido tantas invectivas disparadas desde los recovecos mediáticos adictos al ex rector de la UAS Héctor Melesio Cuén Ojeda, incluida Radio Universidad. 

Un periodismo hecho de improperios y falsedades que desequilibrarían emocionalmente a cualquier cristiano, sobre todo cuando los ataques son infundados y contra la familia.

Acusaciones que se basan en dichos y no en hechos.

Especulaciones sin ningún soporte documental en contra de sus hijos. Pero que circulan en las redes como si fueran verdades reveladas, para provocar duda, demerito social y desprestigio. Intentos de crímenes de lesa personalidad. 

Un periodismo bajuno y soez que se produce sin ninguna cortapisa, sin ninguna limitación, por más infamante que este sea.

A este periodismo criminal (porque trata de matar la honra), se suma una estrategia de hackeo que no tiene parangón en los anales políticos de Sinaloa.

La gente de YSQ ha hackeado el conmutador de gobierno para de ahí disparar basura mediática a periodistas y público en general. 

Increíble el cinismo y la perversidad con que se conduce la banda delincuencial asociada a la UAS y el Partido Sinaloense.

¿Dónde está la policía cibernética? 

La pretensión de ese periodismo negro tiene como propósito establecer una falsa equivalencia entre la vida pública, social y política del gobernador Rocha Moya y su más enconado enemigo: el líder del partido sinaloense y sus asociados de la Universidad Autónoma de Sinaloa que han montado un tinglado mediático con ese propósito.

Pero la falsa equivalencia cae por su propio peso: sobre Rocha Moya y su familia no pesa ni ha gravitado nunca ninguna denuncia o procedimiento administrativo o judicial de corrupción o malversación de fondos.

A Rocha Moya lo podrán acusar de mal carácter pero no de ladrón y eso la gente al final de cuentas la gente lo valora y distingue.

¿De qué sirve tener funcionarios de dulce trato, cuando viven robándose el dinero del pueblo de forma descarada? como viene sucediendo en la UAS.

Recientemente la Auditoría Superior de la Federación detectó 128 millones de pesos malversados en distintos apartados, sumando casi 800 millones junto con las auditorías de carácter estatal. 

Sobre el ex rector Cuén Ojeda y su familia existen investigaciones periodísticas con un sólido fundamento que arrojan fuertes indicios de enriquecimiento (in)explicable, indicios que en el caso del también ex rector de UAS Jesús Madueña Molina devinieron en procedimientos jurídicos que produjeron el cese del mismo, así como de un buen número de funcionarios cercanos al Partido Sinaloense.

Que un medio nacional de la relevancia de uno de los diarios digitales más prominentes del país como es Animal Político, haya secundado las investigaciones del Periódico Noroeste y la Revista Espejo, habla de la seriedad y profesionalismo de las investigaciones, que no se fundamentan en insidias y especulaciones sin ningún soporte fáctico o de prueba documental, como ha quedado acreditado en sendos reportajes. 

Todo, todos y todas somos criticables, por supuesto periodistas incluidos.

No creo en esa falsa categoría de que el periodismo es el Cuarto Poder, todos y todas nos debemos de someter al juicio social y al imperio de la ley.

La libertad de expresión no es una patente de corso jurídica y menos constitucional.

Sin embargo, la gente tiene el derecho de conocer la verdad y esta verdad está registrada en las investigaciones periodísticas y en los juicios que por corrupción se le siguen a decenas de funcionarios de la UAS. 

Puedes engañar a todas la personas una parte del tiempo y algunas personas todo el tiempo, pero no puedes engañar a todas las personas todo el tiempo.

Esto que falsamente le imputan como un dicho que nunca dijo Abraham Lincoln, es una verdad de a kilo.

Ya lo veremos. 

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído