Capsula para mascar No. 55

En enero de 1531, Nuño Beltrán de Guzmán y sus compañeros gobernaron la ciudad de México con abusos y vejaciones.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Culiacán, Sinaloa 25 de septiembre 2023.

El próximo viernes 29 de septiembre conmemoramos el 492 aniversario de la fundación de nuestra sufrida, abnegada y bella ciudad de Culiacán.

Aunque de acuerdo con la historia, se registra que en esta fecha aquel acto se desarrolló en El Nabito, pequeño pueblo de pescadores que esta junto a Eldorado, lugar donde Nuño Beltrán de Guzmán, acompañado de Juan de Labastida, Diego de Mendoza, Los Ibarra, Los Baeza, Los Tovar, Los López, Los Utrera, Los Álvarez, Los Alcaraz, Los Cordero, Los Ávila y Los Maldonado. Gutiérrez por Capellán.

Siete años después, los mencionados que poblaron aquel villorrio estimaron que la Villa de San Miguel de Culiacán, debía re-fundarse aquí, donde ahora estamos, estimando que la confluencia de los ríos Humaya y Tamazula, su mayor población y mejores condiciones para el desarrollo agrícola por su tierra siempre fértil, y la explotación de minas dada la cercanía de las montañas de la Sierra madre occidental, la Villa de San Miguel de Culiacán sería más próspera.

Pero, y que bueno que siempre hay un pero, para fundamentar un tanto este hecho que es sumamente importante, rescato del segundo tomo de México a través de los siglos, un pasaje que nos da luz sobre lo que antecedió al acto de la fundación de nuestra ciudad, y también de lo sucedido después.

En enero de 1531, Nuño Beltrán de Guzmán y sus compañeros, gobernaron la ciudad de México con abusos y vejaciones a la población, jueces y escribanos cobraban en los pleitos y diligencias costas exorbitantes, (SCJN).

Estos estaban de choque contra el Ayuntamiento de México, (Gob. de AMLO) La confusión la provocaban el Obispo y los Frailes que eran hostiles del poder civil y hacían de los pulpitos tribunas de insurrectos; el Marquéz del valle, que con ese nombre era conocido Hernán Cortés, estaba en lucha con los oidores formando poderoso y terrible centro de oposición; Nuño Beltrán de Guzmán, era el presidente de la primera audiencia, (SCJN), inquieto, rebelde y audaz, a la cabeza de un ejército cuando podía se alejaba de la ciudad llevando la conquista, pero también la crueldad, la codicia y hasta la insurrección por las inaccesibles montañas de la provincia de Jalisco.

El lujo y la disipación, empobreciendo a las artes y la agricultura, vaciaban todas las clases sociales, y el espíritu de ambición y de novedad arrastraba a los antiguos pobladores de la Nueva España. Como podemos ver, los oligarcas vienen desde aquellos entonces.

Siendo Fray de Zumarrága obispo electo de México, enjuició a Nuño Beltrán de Guzmán que fue encontrado culpable de su mal gobierno, su tendencia de torturador y de llevar vida lujosa y disipada.

Al respecto Fray Francisco de Soto opinó:

“La razón justificante es la idolatría de los que han de ser conquistados si primero fueren requeridos e buscados, primero todas las maneras humanas, e que la divina ley escrita nos enseña y la instrucción del Emperador, con deseo siempre que venga de paz, y no ocasionándolos para que los tome de guerra, no dándoles tiempo de deliberar, o por otras vías, por tener título de robarlos y hacerlos esclavos; e a mí me parece que los tales más son tiranos que conquistadores, quitando a Dios las ánimas e al Emperador sus hijos, e criaturas la gloria, e condenando sus propias ánimas por tan abominable delito”.

La llamada conquista, fue una invasión, pues aquí y allá en el Nabito había población, gente que vivía bien y en paz. Eran, según algunos entre diez y veinte mil habitantes desparramados en más de 15 poblados.

La forma de dominar a nuestros ancestros siempre fue con violencia injusta y brutal, pero este pero tiene un nombre: Ayapín. De esto comentaré en la siguiente entrega. 

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído