EL PROMETER NO EMPOBRECE Y EL NO CUMPLIR ENRIQUECE

Ahora la dama del huipil nos sale que para abatir la pobreza eliminará el ISR a todos los que ganen menos de quince mil pesos mensuales.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Obviamente dirigido a los jóvenes, pues los viejos como lloviznando ya “nos la sabemos todas” o casi todas; el título que encabeza estas líneas es un “dicho”, o, más correctamente uno de los innumerables refranes, con los que nuestros antepasados, muchos de ellos sin haber terminado la primaria, e incluso sin saber leer y escribir, nos transmitieron una filosofía popular pero muy sabia, que nos alertaba sobre hacer o no hacer cosas que pudieran poner en riesgo nuestra integridad, nuestra economía, e incluso nuestra  dignidad; o, formas de vida para conseguir nuestros propósitos  como aquél de “quien  corre no llega lejos”, que  proviene del italiano “andante piano no llega lontano” o, el muy mexicano. “de lengua me como un taco”  

Y esto viene a cuento, porque viendo el segundo debate, el escuchar a la señora Xóchitl Gálvez, me hizo recordar las innumerables promesas que nos hicieran los del PRI, después los del PRIAN y, por último, la dama de la botarga, que verdaderamente se lució prometiendo cosas tan extravagantes, como “el no cobrar el impuesto sobre la renta a todos aquellos que no ganen más de quince mil pesos mensuales.

Los impuestos son, o deberían de ser, contribuciones que los ciudadanos ponen en mano del gobierno para que éste, administrándolo correcta y honestamente, lo invierta en obras que, de manera general, permitan al pueblo, y al decir pueblo incluyo a los adinerados y muy adinerados, a vivir felizmente.

Yo no podría definir exactamente que es la felicidad, pero si estoy seguro de afirmar que para ser feliz hay que comenzar por tener tranquilidad.

Y una de las causas que producen más intranquilidad en la mayoría de los mexicanos, obreros o empleados, es vivir endeudado y, lo es, porque esa mayoría vive con la angustia de que, al recibir su sueldo apenas le alcanzará para pagar lo que debe, aunque solo sea a la tiendita de la esquina, y esto es si consigue que el tendero o tendera, acceda a darle “fiado”.

Mas lo irónico es que esos millones de mexicanos, con excepción de los que reciben el salario mínimo, contribuyen en mayor cuantía a engrosar el erario público, más lo que aportan por concepto del IVA, en virtud de que cuando reciben su sueldo, ya el patrón les ha rebajado lo que corresponda al Impuesto Sobre la Renta, (ISR) y, esto, inevitable e irrebatiblemente, aumenta su pobreza.

Y si esto ocurre con los que gozan de un empleo, aunque sea mal pagado; imagínense la infelicidad de los que no cuentan con uno y, sin embargo, todavía así, el IVA no se lo quitan, aunque solo sea por comprar una miserable camisa.

Pero lo más deleznable es que, esos billones que los gobernantes obtenían de esa mayoría, por robársela en gran parte, pero legal aparentemente, por leyes que ellos mismos creaban para protegerse de sus latrocinios, insultantes despilfarros, u obras inservibles como la famosa Estela de Luz, por poner solo un ejemplo conocido por todos, lo recaudado no les alcanzaba y tenían que recurrir a solicitar préstamos al exterior, por cantidades tan grandes, que literalmente, todo mexicano desde su salida del vientre materno, ya nacía endeudado.

Y siguen naciendo endeudados, pero por una cantidad menor, gracias al buen manejo de las finanzas públicas, en el corto periodo en que se ha llevado a cabo la 4T.     

Durante décadas, pero más exactamente, a partir del gobierno, de Luis Echeverría Álvarez, no ha habido candidato a la presidencia, e incluso ya electo, que en su toma de posesión no prometa que abatirá la pobreza, incluyendo al licenciado Andrés Manuel López Obrador, con la única diferencia que éste sí ha cumplido su promesa.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), institución autónoma y con capacidad técnica para generar información objetiva sobre la medición de la pobreza en México, informó que, al 31 de diciembre de 2023, en cinco años del gobierno de AMLO, cinco millones de personas salieron de la pobreza.

Por supuesto, muchos dirán que es mentira, o los menos cínicos, argüirán que la disminución fue mínima, y no faltarán los genios que afirmen que la disminución se debió a la pandemia.

Pero la mayoría de muertos por ese azote, fueron personas obesas, con diabetes; o que tenían el dinero suficiente para comprar chelas y cigarros.

Por lo visto, el hambre puede que sea un buen antídoto contra la covid 19.

Pero la realidad es que en cincuenta años la pobreza, no sólo disminuyó un ápice, sino que, por el contrario, cada año fue aumentando.

Enlistar esos miles de promesas que después se volvieron mentiras, sería prácticamente imposible, por lo que me limitaré a recordar solo algunas:

“México tendrá, porque lo ha merecido, un gobierno digno de su destino.

“La verdadera dimensión de lo alcanzado está aún en la entraña del tiempo. Será fecunda si, como estoy cierto, con la Revolución Mexicana y con la Constitución de 1917 proseguimos, todos, ¡Arriba y Adelante!”. Luis Echeverría Álvarez. Sexto informe de gobierno. 1 de septiembre de 1976

Hemos de organizar nuestra convivencia para que, por el sólo hecho de existir en ella, cada posibilidad de trabajo honesto satisfaga aquellas necesidades primordiales y pueda así, en la equidad, disfrutar las otras oportunidades de la vida, esencia misma de la dignidad humana… José López Portillo, en su toma de posesión. 1 de diciembre de 1976

“Administremos la abundancia… tendremos que acostumbrarnos a vivir en la riqueza”. José López Portillo, cuando se descubrieron enormes yacimientos de petróleo.

“Presidente que devalúa se devalúa”. Defenderé al peso como un perro”. José López Portillo, a finales de su sexenio.

“Lucharemos contra la desigualdad de manera realista, permanente y duradera. Buscaremos, con renovada voluntad, la equidad; cada grupo y cada individuo debe aportar según su capacidad para dar a cada quien lo que le corresponde”. Miguel de la Madrid Hurtado. Discurso de toma de posesión, 1 de diciembre de 1982.

“El bienestar de cada familia tendrá que ser la medida de la prosperidad de la Nación.

El gran propósito de equidad es que todos eleven su nivel de vida, pero los que menos tienen deben beneficiarse más y los que más han alcanzado, menos”. Carlos Salinas de Gortari en su toma de posesión. 1 de diciembre de 1988

“Como presidente de la República, mi mayor deber y mi más firme compromiso es la lucha contra la pobreza en que viven millones de mexicanos.

La pobreza es el lastre más doloroso de nuestra historia y nos enfrenta cada día a lo mucho que falta por hacer”. Ernesto Zedillo Ponce de León.Sexto informe de gobierno. 1 de septiembre de 1994

“México ya no quiere ni puede sobrevivir entre islas de riqueza y prosperidad, rodeadas por mares de miseria”. Vicente Fox Quezada. Toma de posesión. 1 de diciembre de 2000

“Creceremos al siete por ciento anual”. Ídem. El crecimiento promedio anual de su sexenio fue de 1.6%

“Se crearán 1 millón 350 mil empleos anuales”. Ídem. Durante su administración la tasa de desempleo casi se duplicó.

México tiene una enorme deuda social que pagar con los mexicanos más pobres, para cubrir esa enorme deuda social, la que permita reducir la pobreza extrema que es también la prioridad de mi Gobierno, es vital que sociedad y autoridades hagamos un esfuerzo mayor para orientar el gasto público hacia los que más lo necesitan”. 

Felipe Calderón Hinojosa en un discurso después de su toma de posesión. 1 de diciembre de 2006.

“Todas las dependencias y organismos públicos promoverán la igualdad entre mujeres y hombres en sus programas y acciones”. Enrique Peña Nieto en su primer informe de gobierno. 1 de septiembre de 2013.

Y ahora la dama del huipil nos sale que para abatir la pobreza eliminará el ISR a todos los que ganen menos de quince mil pesos mensuales.

Propuesta absurda, porque, como Andrés Manuel López Obrador ha demostrado, la retribución hacendaria sin aumentarla, pero administrada honestamente y con austeridad republicana ha permitido invertir en obras monumentales, así como en muchas otras de menor magnitud, pero de gran beneficio para todo México.

Además de reducir la deuda externa.

Obras que con esto aumentará el empleo bien pagado que primero beneficiará a los pobres, pero que al final hará que industriales y comerciantes se enriquezcan más porque la demanda de artículos, de toda índole crecerá en la misma proporción en que la pobreza disminuya.

Obviamente, lo anterior cambiaría si los que ganan menos de quince mil pesos mensuales dejaran de pagar el ISR, por la sencilla razón de que aportan la mayoría de dinero para el gasto público.

Pero eso, a Xochitl no debe preocuparle, porque sus titiriteros están ansiosos por volver a pedir prestado al exterior; a fin de cuentas, que el pueblo, y no ellos, tendrá que pagar, por décadas, esas enormes sumas.   

Pero si usted todavía cree en las promesas de ese monstruoso híbrido que mezcla lo peor del PRI, PAN y PRD; que ni siquiera tiene la elegante demagogia de los aquí enlistados… a usted, dicho con todo respeto, los chayoteros o algunos sacerdotes le han dejado el cerebro bien limpiecito.

A menos que el regreso al pasado le beneficie egoístamente.

godesca@yahoo.com 

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído