Carta abierta a la Dra. Claudia Sheinbaum

El que esto escribe cumplirá en abril próximo ochenta años, todavía no pude ser testigo directo de la descomposición de la herencia revolucionaria.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Reciba un afectuoso saludo, junto con mi convicción de que usted será, no solo la primera presidenta de México, sino que superará la aparentemente insuperable obra  de nuestro  presidente el licenciado Andrés Manuel López Obrador. 

Pero, para esto, tendrá que llevar a cabo una obra que se base en la supervisión más estricta, no solo de sus colaboradores cercanos, sino también en la de los gobiernos locales, municipales, el Congreso de la Unión, y el Poder Judicial, así como reformar las fiscalías y los aparatos policiacos federales, locales y municipales, hasta extremos en donde lo permita la ley, y, aquellas que no lo permitan, pues, simplemente habrá que reformarlas. 

El que esto escribe, cumplirá en abril próximo ochenta años y si bien, por la fecha en que nací, todavía no pude ser testigo directo, de la descomposición de la herencia revolucionaria que se dio a partir del término del sexenio del Gral. Lázaro Cárdenas, ya pude observar la degradación paulatina a causa de la corrupción que ya, a finales de la administración de Miguel Alemán, se dio en grado superlativo, y aunque Adolfo Ruiz Cortinez, en lo personal fue honesto y comedido, muchos de sus colaboradores, y principalmente los líderes sindicales, como Fidel Velázquez y Joaquín Hernández Galicia, así como activistas del los cuales Lombardo Toledano fue el principal modelo, no tuvieron empacho en fingir que llevaban una vida relativamente austera, mientras se daban la gran vida y solapaban las corruptelas de sus seguidores íntimos, que ya en aquellos tiempos resultaban escandalosas, si bien, a final de cuentas, fueron pillerías de niños, comparadas con lo que se robaron los funcionarios principales, de todos los niveles de gobierno, a partir del sexenio de Luis Echeverría-

Aunque quepa en su descargo, que lo que se robaban lo invertían en México, como, por citar solo dos ejemplos, Alemán y sus cómplices fundaron los laboratorios SíNTEX, famosos, por haber sido los primeros, a nivel mundial, en crear la primera píldora anticonceptiva, a partir de la síntesis de una substancia del barbasco, planta que, por aquellos tiempos se daba, (no sé si hasta ahora), en cantidades ingentes en el estado de Veracruz.

Asimismo me consta que don Bernardo Aguirre, quien fuera, entre otros puestos de elección popular, gobernador de Chihuahua y posteriormente secretario de Agricultura, en los regímenes de Díaz Ordaz y Luis Echeverría, fundó, mediante un prestanombre, como acostumbraba la mayoría de políticos que se enriquecían, (todavía no eran tan cínicos como muchos de los que siguieron a Echeverría Álvarez), una cadena de agencias distribuidoras de maquinaria pesada, desde montacargas de todo tipo hasta gigantescas topadoras (bulldozers), en varios estados del norte de la república, de la marca japonesa Komatsu, a la vez que otros inversionistas lo hicieron igual en el resto de la república, con éxito tal, que la compañía japonesa accedió a fundar una planta ensambladora en Cd. Sahagún, Hidalgo, (DIKONA), en la cual llegaron a fabricarse los mencionados ingenios con una integración mexicana de hasta un 60 por cien. 

Desgraciadamente, las crisis que se dieron con la estatización portillista, plagada de una corrupción gigantesca que pasó inadvertida para la mayoría de los ciudadanos y que dio principio a la devaluación monstruosa que empezó en el régimen de Miguel de la Madrid, y culminó en el de Salinas de Gortari, obligó a los japoneses de la mencionada empresa a retirarse de México, dando así al traste de lo que muy bien hubiera sido uno de los primeros pasos para que México se convirtiera, como ahora se está logrando, en potencia económica mundial, de primer nivel.

Discúlpeme, que le hable de todo esto, lo cual, estoy seguro, que usted conoce mejor que yo. Pero también estoy seguro de que usted está consciente de que, para que MORENA logré la mayoría calificada en el Congreso de la Unión, será necesario convencer a muchos de los todavía indecisos, en incluso los más que se pueda de los hoy antagonistas al cambio, que nuestra nación, es decir, los nacidos en México, o naturalizados; actualmente solo tienen dos alternativas: 

1.-Continuar con el proceso de transformación; verdadera revolución pacífica que por primera vez se da en el mundo, y que tiene sorprendidos a todos, mexicanos o no. 

2.-Regresar a los tiempos peores del antiguo régimen prianista, cuyo efecto perjudicial alcanzó la cima en el período neoliberalista con el saqueo de la riquezas naturales de nuestro país, y el robo de nuestras contribuciones hacendarias.  

O, dicho de otra forma, que el apoyo social que hoy tanto beneficia a la economía interna nacional, regrese de nuevo a los bolsillos de los políticos ladrones y sus cómplices de las empresa privadas.

Pero para que usted lo logre, aún consiguiendo la mayoría calificada en el Congreso, tendrá que vigilar muy de cerca a sus colaboradores, como ya expresé desde el principio, pues si bien ya se han dado casos de morenistas añejos que a última hora chaquetearon, cuánto más existe ese riesgo en personajes como Rommel Pacheco, extraordinario deportista y para colmo paisano mío, pero que no se me puede borrar de la mente la forma tan grotesca y ridícula como festejó el que, cuando fue diputado por el PAN, sus pares  rechazaran la reforma eléctrica, tan necesaria para la clase pobre, pero, sobre todo, tan importante para la soberanía nacional.

De los arrepentidos es el reino de los cielos, rezan los evangelios, pero tampoco hay que olvidar que Judas Iscariote, el apóstol más querido de Jesucristo, lo traicionó por treinta monedas. 

Asimismo, y respetuosamente pidiéndole perdón por mi atrevimiento, cuídese mucho de los pendejos; pues cometiendo la arrogancia de enmendarle la plana a nuestro señor presidente, a México no solo lo han perjudicado los políticos corruptos, sino, también, y quizá más, los estúpidos, pero muy astutos para crear leyes que les permitan robar impunemente. 

Por ultimo, no olvide que los millones que la apoyamos le daremos la fuerza para soportar las presiones nacionales e internacionales de los políticos y oligarcas, incluso monárquicos, que hoy tiemblan porque AMLO les ha abierto los ojos a muchos de sus respectivos pueblos, quienes ahora se dan cuenta de que los lujos de sus gobernantes los pagan, de la clase media para abajo, con el sudor de sus frentes.

Pues siempre que sus decisiones, por el bien de todos beneficien primero a los más pobres; así la acusen de dictadora, impositiva y autócrata,  la mayoría de los ciudadanos mexicanos, mujeres y hombres, estaremos dispuestos a apoyarla, así nos vaya la vida en ello. 

Sinceramente. 

Héctor López Palma.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído