La Famiglia Universitaria: El fin de la fiesta

El caso de corrupción en la UAS de ser un asunto local, devino en un tema nacional y con ello, la “Famiglia” ya perdió su primera batalla: la mediática.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

El Presidente López Obrador estuvo en Sinaloa lunes y martes de esta semana

Inauguró obras, realizó su habitual conferencia mañanera y dejó un poderoso e inequívoco mensaje, muy a tono a su cruzada anticorrupción: informado por el gobernador de la situación que guardan los expedientes penales instruidos en contra del ex rector Jesús Madueña Molina y coacusados, AMLO se pronunció tajantemente en contra de la malversacion del dinero del pueblo por parte de cualquier institución del estado, incluidos los órganos con autonomía constitucional – lease UAS-, en el mismo tenor, apoyó irrestrictamente la actuación del gobernador Rocha Moya, en su empeño por limpiar a la universidad de corrupción.

Sin embargo lo más importante a mi juicio es lo que les mandó decir a los jueces que llevan la causa en contra de la “Famiglia”: que para profundizar en los juicios, podrían solicitar el apoyo de la Auditoría Superior de la Federación, lo que sin duda abre la puerta para que los procesos penales locales se nutran no solo con la información del máximo ente fiscalizador de recursos federales, sino que eventualmente, podríamos ver lo que ya yo anticipaba en diverso artículo:

Intervención de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la FGR (Fiscalía General de la República), la Procuraduría Fiscal, sobre todo esta última, en la aplicación del artículo 400 bis del Código Penal Federal, respecto de operaciones simuladas, fraudulentas, y con un origen ilícito.

La señal que envía el Presidente López Obrador es contundente. Todo ello a pesar de que se pronunció por respetar los tramites y las resultas de los juicios instaurados a nivel local.

A mi no me queda ninguna duda, que los delitos que se les imputan a los funcionarios universitarios tienen un componente de carácter fiscal federal.

Es altamente improbable que todos y cada uno de los procesados pudieran salir bien librados de investigaciones en el orden penal fiscal, en virtud de las discrepancias evidentes que hay entre los ingresos declarados y el patrimonio acumulado de todos los procesados. Ninguno se salva.

Solo aquellos que quieren mirar, no ven con claridad, solo esos que no quieren oir, no escuchan.

Si la estupidez deviene en actos de mal juicio, la soberbia enloquece. Tuvieron muchas oportunidades de arreglar extajudicialmente, pero ensoberbecidos, estiraron la liga hasta romperla y solos, solitos, se rompieron la madre.

Con la mañanera de ayer, el caso de corrupción en la UAS de ser un asunto local, devino en un tema nacional y con ello, la “Famiglia” ya perdió su primera batalla; la mediática, la exposición de los hechos de corrupción acontecidos es del dominio nacional, una reportera hizo un recuento largo y lapidario de las trapacerias de los acusados, despues de eso, será muy difícil que a nivel nacional, algún periodista serio les conceda una entrevista o se traguen el cuento de la persecución política; y ya veremos tambien que cínico líder político se anima a recojer el cascajo del Partido Sinaloense, aunque de Alito Moreno, líder del PRI, todo se puede esperar.

La corrupción para el campechano, es parte de su ADN. Estemos atentos. Esto no se acaba hasta que se acaba.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído