¡AVANTI POPOLO! Catecismo político para los industriales

El Populismo ha tenido en América, extraordinarios exponentes; y muchos personajes históricos que son emblemáticos.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

El populismo; una vez que se convierte en políticas públicas para paliar los males de una sociedad: dará como resultado grandes simpatías para el partido en el poder; que desde luego debe entenderse, es el partido de los pobres.   

Un gobierno que asume el gobierno por la vía democrática, y que tan pronto tome las riendas del poder, asuma medidas de corte populista; siempre será mal visto por quienes detentan el poder económico y por los sectores financieros, y eso:

No será una, sino muchas piedras en los zapatos del populista en turno. Y tendrá que darse prisa en cumplir las promesas a sus electores, si no quiere ser víctima de un naufragio político prematuro.  

Desde al inicio de su gestión, deberá ser el reflejo más fiel del despertar ciudadano, y deberá hacerse responsable de la palabra empeñada, dando respuestas rápidas y sin titubeos; que si bien no son suficientes, si sean oportunas, y que den a entender rápido y sin lugar dudas: que no habrá disimulos ni oídos sordos, a los reclamos de la base social.

Porque al mismo tiempo, que aumenta la presión social; estarán creciendo las penurias al interior de los hogares y en los centros de trabajo: se recrudecerá el desprecio de los patrones despechados, ante un gobierno que pregona honestidad y practica una ágil  y eficaz política tributaria, con fines asistencialistas. 

Y, como “problema que se soslaya: ¡estalla!” ante una cerrazón: podría desembocar en protestas callejeras y sobrevenir la  rebelión de los  desesperados. “De los que ya se cansaron de tanta pinche tranza”. 

De los descamisados que se han quedado rezagados, a comerse sus  gordas con frijoles en ´aguaisal´ y cuando bien les va; nopales tatemados. Esos miserables que se curan las ampollas de las manos con saliva, y con sebo las grietas de los pies.

Esos, que por no saber leer y escribir, no tienen trabajos de planta y se dedican a los oficios de la obra particular, sin ninguna prestación; y que son la parte más vulnerable.

Aunque parezca increíble, todavía existe analfabetismo en los barrios más pobres de la ciudad; ahí donde el INEGI nunca llega.  

Y no se diga en el campo, más allá de los ejidos, remontados en los cerros y las lomas de los distritos electorales rurales, hasta donde los candidatos llegan con dificultad a pedir el voto: para no volver nunca jamás. 

Y en los campos agrícolas más famosos: son aquellos hombres y mujeres que dejan sus huellas en el lodo de las tomateras.

Dónde las mujeres todavía paren en el petate donde duermen y cortan el ombligo de sus crías, con un pedazo de carrizo… ¡Sí! Aunque usted amigo lector no me lo crea. ¡El analfabetismo existe! En menor o mayor medida.  

Los Jornaleros y Jornaleras que provienen de los estados del sur; hablan en lenguas y dialectos; no hablan bien el español y menos lo escriben, y eso, es analfabetismo y explotación.

Y esos, que no termino de describir; también son ciudadanos; solo que, dé hasta mero abajo:  

Y es a esos que no tienen la culpa de ser tan pobre, ni tan analfabetas, a esos desposeídos y explotados; es a quienes está dedicado el populismo: palabras que encierra toda una epopeya política, palabra bendita que se escribe con p de pueblo, con p de pobreza, con p de paria…  

¿El populismo es el resultado de los malos gobiernos anteriores? ¡Si! pero los extremos se unen y populismo es también la mano de obra barata; que aprovechan los industriales que no tienen la debida formación; cuya vocación es menor que su ambición; que no entienden la importancia de su condición humana.

Porque no juegan bien su rol de ser los más capaces; porque no entienden que existe una economía moral: porque son ignorantes de la filosofía como fórmula integral que reza que: 

<<Toda sociedad debe esforzarse por mejorar la existencia moral y física de la clase más pobre; porque ellos son la toma de fuerza que mueve el molino, que hace girar la rueda; que enciende y alimenta la caldera>> industriales que ni por curiosidad, se asomaron jamás a leer el Catecismo Político de los Industriales de Saint-Simon; y tan solo se han interesado por aprender las formas de producción más rentables y los mejores canales de distribución. 

Pero nunca es tarde para hacerlo; <<él progreso de los conocimientos científicos, de la moral y de la religión, determinarán la historia de la civilización>> que después de atravesar las grandes fases de su evolución: la fase teológica; que comprende el periodo del imperio de los sistemas religiosos; y la fase de la sociedad feudal, que abarca la existencia de la sociedad esclavista y: la fase metafísica; que comprende el periodo del colapso del sistema feudal y teológico. 

Desde el siglo xv, y prolongándose hasta la fase positiva de los siglo posteriores; en la cual el futuro del régimen social se basa en la producción industrial científica; que integra como componente principal e imperativo, la presencia humana y propone para ella, una un reparto proporcional de la utilidades obtenidas, que vaya más allá de cubrir las necesidades básicas de vivienda y alimentación, hasta incluir  como contraprestación ideal; la formación técnica profesional: Propuestas y fundamentos que son totalmente válidos en pleno siglo XXI. 

Total que el populismo es; la respuesta al reclamo de la clase más jodida,  la respuesta al despertar de los que viven con heroísmo del salario mínimo: de los que ya no confían en la guadalupana y se atreven a preguntar: ¿dónde está Dios?  

El Populismo ha tenido en América, extraordinarios exponentes; y muchos personajes históricos que son emblemáticos.

Algunos han tenido éxito en sus gobiernos y otros; un tenido trágico final. No nos vendrían mal recordar a uno de los  más notables… 

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído