¡Avanti Popolo! La arista filosa de populismo

Si se es pobre desde niño, se sobrevive a las carencias bajo la protección de los padres.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Si la pobreza es herencia y condición de clase: 

EL populismo debe ser el proyecto de lucha. 

Porque el hambre mata al hombre, pero antes de matarlo:  

¡Lo vuelve intrépido! 

Primero y desde mucho tiempo atrás, tal vez desde antes del primer asomo a la razón; se va incubando en la mente de los seres, cuál es su posición social en la vida.  

Si se es pobre desde niño; se sobrevive a las carencias bajo la protección de los padres; sin pedirles más de lo que está a la vista, y aceptando la escasez como condición irremediable. Pero ya en la adolescencia; la inferioridad social y las limitaciones materiales, se aguanta bajo protesta y con reclamos de igualdad.  

La juventud se comienza a vivir con nuevas perspectivas; y aunque no desea volver atrás; siempre la persiguen los recuerdos de la infancia y: de las perspectivas que tiene en mente; la principal es salir de la pobreza a como dé lugar y buscar los medios para rescatar de las garras de la miseria a los suyos.

Y justo cuando la vida le presenta otros senderos, le regala nuevos amigos y la enfrenta a otras necesidades; es cuando la juventud se encuentra en el punto de inflexión; en la encrucijada donde las vidas entrelazan sus destinos; y surgen los rumbos diferentes a seguir.

Las juventudes pobres tan pronto se vuelven populistas; tienen una prioridad en el pensamiento: una sola obligación que atender; ahora que viven sin temor al tiempo, sin nada que cuidar, ni que perder; y a cambio; le sobra el arrojo y la temeridad para enfrentarse a su futuro.  

Comienzan con reuniones informales, al aire libre, para conocerse y jugar; contar sus cuitas, sus travesuras… sus inquietudes.

Pero al poco tiempo, empiezan las reuniones “secretas”, a escondidas, para deliberar. Y después de convencerse los unos a los otros; de que es necesario hacer algo más que dolerse.

Todo es decir y hacer: escogen compañeros y eligen adversarios. La decisión está tomada, es simple y llana: primero muertos que malvivir en la miseria y el oprobio; mientras otros viven en la opulencia.  

Motivados, ¡rebeldes!, ¡¡sublevados!! 

Con el pecho henchido de insurgencia: de pronto se integra la primera brigada, compuesta por los cinco más aventados; salen a hacer pintas nocturnas; y por las mañanas la segunda brigada volantea en las plazas públicas para anunciar la buena nueva; y por las tardes noches, recorren los suburbios del pobrerío buscando adeptos… la suerte está echada:

¡Habrá revolución! 

Quienes se dedican a espiar al populacho; ya los observan, los dejan ser por algún tiempo, sin perderlos de vista.

Mientras tanto investigan todo lo concerniente a sus familias y se mantienen al tanto de sus movimientos…

De todo le informan al jefe de la plaza y él a los políticos, y éstos que como siempre están, ocupados “gobernando”, haciendo “negocios” y traficando con él poder; no admiten distracciones improductivas: al ser consultados irresponsablemente ordenan: <<¡pártanles su madre!>> en lugar de buscarlos y maicearlos. 

Como después se ha hecho, con tantísimo éxito, qué: el populismo ha llegado a ser gobierno en muchos países del mundo; sin que los ricos pierdan su riqueza y su poder; sin que los pobres abandonen su pobreza y su esperanza y… sin que los curas dejen de dar misa.

Solo se trata de no mentir… sin piedad; de no robar… sin compartir y, de no traicionar… sin discreción… 

El populismo, como modelo político; sin llegar a ser un riguroso fiel de la balanza, para el justo reparto de los bienes y servicios de la sociedad; sirve sin duda para armonizar la convivencia entre la élite y sus gobernados; les permite a ambos bandos atemperar los ánimos y resolver las diferencias domesticas entre esclavo y amo…

Y la desigualdad extrema entre trabajadores y patrones; [atempera el abuso de los primeros y le lima las uñas al tigre] para que no aflore la violencia, y en su lugar, propone como acuerdo político: la formación del partido de los pobres; para llevar a cabo la primera etapa de la lucha de clases: que es como una válvula de escape, que alivia la irritación del pueblo; postergando el estallido social y alejando el fantasma de lucha armada.  

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído