Cápsula para mascar No. 109

Una cuarta Revolución Pacífica, mediante una democracia limpia, sin tranzas de ningún tipo.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Culiacán, Sinaloa a 3 de junio 2024.

Del libro ¡GRACIAS! Escrito por nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, -AMLO-.

De Capítulo 14.

¿QUÉ SIGUE?

“Después del fraude del 2012, en esos días de desolación, desaliento y depresión, muchos ciudadanos se preguntaban si valía la pena seguir insistiendo en cambiar las cosas o de plano hacerse a un lado y dejar que la vida pública transcurriera, sin ellos, sin nosotros, los que veníamos  propugnando una transformación profunda de México.

Otros cuestionaban si la vía electoral era el camino hacia el cambio y, sin aportar a la violencia, sugerían explorar otras formas de lucha más eficaces”.

“Entendía el coraje, el desencanto y el malestar que produjo ese nuevo fraude y la arbitrariedad con la que fue cometido, así como el mensaje prepotente de que nos quitarían hasta el derecho de la esperanza.

Por eso decidí dedicar un tiempo para escribir y compartir mis reflexiones sobre qué hacer, como se decía antes, o qué sigue, como se dice ahora.

Adelanto mi optimismo, valiéndome de Carlos Pellicer, quien en su poema “Romance de Pativilca”, dedicado a Bolívar, cuenta que, en medio de malos acontecimientos y enfermo, un amigo que le amaba:”

“le preguntó a don Simón:

“Y ahora, ¿Qué va usté a hacer?

“Triunfar”. El Libertador respondió con loca fe.”

Seguramente AMLO ha tenido muchos momentos como el antes descrito, y siempre algo lo empuja a tomar a decisiones. Esta vez, fue la contundencia de ese breve poema de su gran amigo y mentor, el admirado poeta Carlos Pellicer.

En todo el país hubo reacciones de mucho enojo, hacia los de la banda de maleantes que en definitiva, ya se habían convertido los PRIANISTAS. Tan se habían descarado, que la reacción de la gente era manifiesta acá en Sinaloa. Así: –Compa, de plano hemos de entrarle “al negocio”.

El término negocio era para definirse como narcotraficante, pero poco a poco se fue expandiendo para cualquier otro género delincuencial, por decir: sembrador de marihuana, amapola, o cualquier otra modalidad: comerciante en cocaína, productor de metanfetaminas, distribuidor, puchador, madrina, asaltante, secuestrador, extorsionador.

O en el mundo de la política como: negociador influencias para ocupar un puesto, desde síndico, diputado, senador y hasta gobernador; todo con la finalidad de hacer negocios con los dineros del pueblo; obvio, por la vía de la corrupción. Porque todo era ya CORRUPCIÓN, estábamos copados en todas las esferas: Industria, comercio, construcción, universidades, escuelas de todos los niveles, hospitales, clínicas. Todo estaba podrido.

Había triunfado: “El que no tranza no avanza” “LA CORRUPCIÓN SOMOS TODOS”.

Nos acostumbramos a que en todas partes había que tranzar, hasta en el seno familiar: –Viejo, si no me compras la moto que te pedí, mi madre va a saber de la morra con la que andas- En las universidades. –Si no me sueltas lo que ya sabes, mamacita, considérate reprobada, y tú pinche morro, si quieres pasar la prueba, te azotas con dos mil bolas.

Todo pareciera de ficción, pero bien sabemos que así estábamos. Montados en una avalancha hacia el abismo. Estábamos en la etapa de 50% que salían a joder y el otro 50% en no dejarse.

O sea, muy a tiempo decidió AMLO en seguir la lucha para lograr la transformación.

Una cuarta Revolución Pacífica, mediante una democracia limpia, sin tranzas de ningún tipo. Aunque todavía falta que se hagan las reformas, el llamado segundo piso.

Según esto que permitirá sacudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y otras instituciones que muestra todavía la lepra de la corrupción.

AMLO.- “Empecé por contestar a quienes sostenían que no debíamos participar en las elecciones, cuando sabíamos de antemano que eran pura simulación o que íbamos a un juego con reglas por entero inequitativas.

Aunque era consciente de ello, sinceramente creo que siempre debe intentarse la transformación por la vía pacífica y electoral.

Respeto otros puntos de vista, pero no considero que la violencia sea alternativa.

Pienso que esta produce más sufrimiento y que con ella terminan imponiéndose con mayor facilidad quienes no tienen la razón, pero cuentan con la fuerza para reprimir o someter.

La violencia, en vez de destruir un régimen autoritario, lo perpetua.”

“Por otra parte, mantengo la convicción  de que, aun en condiciones adversas y enfrentando a los poderes más siniestros, se puedan lograr cambios profundos, siempre y cuando exista una voluntad colectiva dispuesta a ejercer a plenitud sus derechos y a no permitir ningún régimen de opresión.

Sostengo que, cuando el pueblo decide ser dueño y constructor de su propio destino, no hay nada ni nadie que pueda impedirlo”.

Pues ya el pueblo de México dio el triunfo a la doctora Claudia Sheinbaum Pardo.

Fui secretario primero del distrito federal 07, sección 0861 en Culiacán y el resultado de la votación fue: 50 votos de MORENA, y 17 más en las distintas combinaciones, total 67 para Sheinbaum 67%.

Para Xóchilt Gálvez: 13 del PRI y 6 del PAN. Total 19, porcentaje 19% y para Máynez del MC 12 votos, porcentaje 12% votos. El total de votantes fue de 99 de un total de 180, o sea que votó el  55% -(hubo un voto nulo).

Esta pues, de parte del pueblo la respuesta contundente para que nuestra primera presidenta Mujer nos conduzca durante los próximos 6 años.

La cimentación que deja AMLO para su despegue no puede ser mejor. SOLO EL PUEBLO PUEDE SALVAR AL PUEBLO. ¡PUEBLO! ¡PUEBLO! ¡PUEBLO! PUEBLO! ¡PUEBLO!

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído