Cápsula para mascar. No. 88

Soy un empresario de éxito y nunca he estado de acuerdo con el socialismo, nada que huela a comunismo.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Culiacán, Sinaloa a 12 de febrero del 2024.

Tengo un problema, y el problema es que no sé cómo resolverlo.

Soy un empresario de éxito y nunca he estado de acuerdo con el socialismo, nada que huela a comunismo.

Lo único social para mí, son los negocios, por eso cuando supe que el licenciado Andrés Manuel López Obrador, -AMLO-, era un peligro para México, desde entonces me confirmé anti- AMLO -.

El tiempo pasó y no sé cómo diablos tuve que aceptar que AMLO llegó al poder; aunque me rechinaran la tripas por el enojo, acepté qué había ganado con sobrada ventaja, me lo remachó mi amigo Lucas, él, desde la prepa se declaró de izquierda, hablaba de marxismo y otras zarandajas que no le entendí, porque nunca me interesó el comunismo, siempre consideré que eso pertenece a cosa del Diablo porque esos, los de izquierda, dicen que no creen en Dios.

Pero lo peor, es que en aquellas elecciones también ganaron la mayoría de los diputados y senadores.

¡Nooo! No lo podía creer, que mi primo Chabelo, hijo de mi tía Queta, al que yo consideraba un retrasado mental, ganó la diputación federal de mi distrito.

Todos los del fraccionamiento corrimos a felicitarlo, ya una vez estando solos le pregunté, -¿cómo es que tú, eres diputado? -La neta, primo, un cuate mío me apuntó, dizque porque tuvieron que completar la planilla de aspirantes a como diera lugar y… pues me apuntaron.

Ahora tengo miedo. -¿Miedo, por qué? –Yo no sé ni madres eso de ser diputado.

Ante aquella realidad, pensé: –Ora sí que nos llevó la chingada. Pero el tiempo pasó; con asombro veo que las cosas, a pesar de aquello han cambiado para bien. Hasta mi primo se superó; lo he visto en el pódium de la cámara, me di cuenta que ya ni tartamudea. En una de las pocas veces que vino acá, lo invité a comer y me dijo que tuvieron sesiones intensas de preparación, pero dizque lo que más lo ánima, es seguir los ejemplos del presidente.

–AMLO, dice, -es un demócrata; estadista con muchas virtudes, en verdad que su mejor blindaje es el ser honesto, no admite ninguna duda, marca la raya precisa: nada de componendas ni compromisos con nadie.

Todo es transparencia en cuanto a los dineros del pueblo; en eso es irrestricto, muy celoso.

Más bien, receloso.-Estoy sorprendido de tanta obra y las enormes cantidades que invierten para los programas del Bienestar, le dije, y respondió: -Todos se debe a que ya no hay fugas tan grandes, como las enormes fugas de impuestos, tanto en hacienda como en aduanas, las componendas con proveedores y contratistas, los derroches de gastos superfluos, las fugas de combustibles por los guachicoleros, y el inmenso gasto en la mayoría de las secretarías con gente ociosa.

Cómo puedes ver, hasta los militares trabajan en la reconstrucción del país. –Y qué crees que podemos hacer, los que como yo, que estamos convencidos de que AMLO y su gobierno es bueno.

Me miró un tanto sorprendido y preguntó: -¿De veras quieres hacer algo? -¡Claro! Es que me he dado cuenta del error que hemos cometido, a una gran cantidad de empresarios nos está yendo muy bien, he duplicado mis ganancias en los dos últimos dos años, y eso, debo reconocerlo es gracias a las grandes derramas entre la gente jodida del pueblo. –Pues si es así, coméntalo con tus colegas, eso ayudarías mucho.

Es importante tu reconocimiento; tu voto para lo que sigue, acuérdate que tenemos traidores, como los de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tenemos que cambiar esas lacras, hacer otras reformas más para fortalecer Pemex, CFE, IMSS y los salarios y prestaciones de los trabajadores.

Acuérdate:

Primero los pobres, porque con el pueblo todo, sin el pueblo nada.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído