Madueña: fascismo universitario

La operación de coacción y chantaje a maestros y alumnos para que participen en los eventos de apoyo al rector fascista es del dominio público.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

La Universidad Autónoma de Sinaloa es una empresa educativa cuya actividad sustantiva es preponderantemente económica y política. La UAS es el instrumento de fondeo económico y humano del Partido Sinaloense. Sin la Universidad a su servicio, el PAS nunca hubiera alcanzado las cotas electorales que hasta el momento ha conseguido.

Esta es en Sinaloa una verdad de perogrullo. ¿Habrá alguien que le explique a Luciano Concheiro, Subsecretario de Educación Pública, el secuestro que sufre la UAS por una pandilla fascista y depredadora?

La universidad trucó de institución académica con autonomía constitucional a una corporación mercantil con fines de lucro y a la vez en una organización delictiva, en donde al estilo de las mafias sicilianas prevalece la omertá (la ley del silencio) la extorsión y la violencia psicológica, patrimonial, en contra de los disidentes e incluso la física, como se vio en la agresión que sufrió un reportero de Rio Doce.

La operación de coacción y chantaje a maestros y alumnos para que participen en los eventos de apoyo al rector fascista, es del dominio público.

La trama y la urdimbre al interior de la universidad para cooptar a cientos de academicos y alumnos (a estos últimos con becas de hasta 3500 pesos al mes) hace posible que se reunan contingentes en apoyo al desacreditado rector, hoy procesado por diversos delitos.

El fascismo como ideología politica es fácilmente extrapolable al ambiente que priva político en la UAS. No creo exagerar. La falta de libertad de expresión es prototípico de los sistemas fascistas. En la UAS, la democracia expresiva y la participativa están canceladas.

A quién disienta de los “líderes inmorales” se le trata de cooptar primero y si no funciona el cohecho, se le expulsa o se le maniata laboralmente. Los que prosperan, son los que estan a disposición del Partido Sinaloense y fungen como sus operadores políticos. Esta es una verdad palmaria, evidente patente, notoria.

El cinismo brutal, sin cortapisas ni medias tintas, es la divisa política y retórica del pequeño Himmler que despacha transitoriamente como rector de nuestra máxima casa de estudios, porque el Furer despacha como Presidente del Partido Sinaloense.

Por último: ¿quién tendrá el arrojo de denunciar ante la Secretaría de Gobernación la violación sistemática de la Ley de Radio, Televisión y Cinematografía que a diario se perpetra en la antigua Radio Universidad?

Hoy devenida en instrumento de propaganda fascista al servicio de una pandilla de fascinerosos, que se nutren de la mentira, la calumnia y la difamación para confeccionar sus invectivas diarias en contra del gremio periodistico sinaloense, de las instituciones del estado y lo más grave del mismísimo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y de su gobierno.

¿Quién se atreverá a revivir el enorme fraude fiscal cometido por autoridaes universitarias en contra de la hacienda pública federal y que incluso ya ha sido reconocido por el rector Madueña?

Todo parece indicar, que si no interviene la Federación en esta vergonzosa trama de corrupción, la pandilla de vivales que hoy controla la UAS se saldrán con la suya.

Ya preparan a Robespierre Lizarraga -cuyo mérito más relevante es cargarle el maletín a Cuén – para la Secretaría General de la UAS y de ahí brincar a la rectoría, una vez que inhabiliten a Madueña.

Y regresar al mismo lugar donde empezamos: de nueva cuenta poner la iglesia en manos de Lutero, o más bien de rateros. Verso sin esfuerzo.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído