DE VIOLENCIA,  LITERATURA Y VIDEOS

No han podido dar con la clave de tan siquiera menguar la fuerza del monstruo.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Mario Siordia en el año 2013, con su video “Un día en Culiacán” logró levantar sorprendentes comentarios, negativos en su mayoría y en contra de nuestra ciudad, y obvio, también de los Culiacanenses,  por desgracia. Y aunque nos duela, los que aquí vivimos a querer y no hemos de concederle la razón.

Siordia no se midió, seguro pensando en sacudir a la ciudadanía. Logra una obra insalvable, quiero decir, no se puede negar que días como aquel, en esta ciudad son de una cotidianidad espeluznante y por demás realista. El terror del “culiacanazo” no se dispersa. 

Desde hace muchas décadas se han generado comentarios desde diversos ángulos, cada vez que alguien saca a la luz una obra que se refiera a ese estigma que llevamos como lapa los Sinaloenses: la violencia, y la razón se le ha concedido a escritores como Francisco Serrano, quién por allá en los años sesenta -1963-, dio a luz la primer novela sobre narcotráfico, “El diario de un narcotraficante”, el autor se amparó con un seudónimo:

“Nacaveba”, nombre de un indio mayo que se opuso a la conquista española, cobró mucha fama debido a que se comía a los curas evangelizadores, sí, los mataba y luego los hacía barbacoa, desde entonces, o quizá desde más antes, algunos Sinaloenses muestran ser violentos: Heraclio Bernal, El Gitano, El Chicón Ochoa, El Loco Amador y una larga lista de narcotraficantes y matones  a sueldo lo han afirmado con su violencia exterminadora de tantos años y de tantas muertes, esto sin contar los que ahora provocan con el desparramo  de drogas, lo que se manifiesta con tanto loco que anda por las calles dejando su huella de muerte.

No tengo la menor duda de que Siordia pretenda, ilusamente, como la mayoría de los que nos hemos atrevido a publicar sobre esta desastrosa y por demás detestable situación de barbarie y violencia, que el grito se oiga una vez más, gritos que se han venido dando por muchas gentes desde diversas trincheras, incursionando de manera mas frecuente, los del medio artístico, como Rosy Robles que expone “Navajas”, una desgarradora muestra en el Museo de arte de Sinaloa,  su inspiración son los “encobijados” que en tiempos muy recientes aparecían en las calles y basureros que rodean la ciudad.

Obras de teatro como las de Oscar Liera: El Jinete de la Divina Providencia y Camino Rojo a Sabaiba, sólo por citar dos de su intensa producción. De escritores la lista es larga y para no ser tan abundantes citaré una obra de cada uno de los más destacados: Elmer Mendoza.- El Amante de Janis Yoplin. Cesar López Cuadras.- Castulo Bojorques. Juan José Rodríguez .-Me llaman Casa Blanca. Jorge Aragón.- Aunque nos maten.  

Lo triste, lo lamentable de todo esto, es que las muestras de atención de parte de los gobiernos y la sociedad misma en su conjunto, no ha podido dar con la clave de tan siquiera menguar la fuerza del monstruo, este monstruo que el mismo gobierno y la sociedad en su conjunto, repito, alimentó y hasta perfeccionó para no ser derrotado, al menos no tan fácil.

¿Que se necesita hacer? Ante este monstruo que resulta ser el narcotráfico; creo que lo único sería no consumir drogas, lo cual, según registra la misma historia, resulta imposible de lograr.

Al monstruo lo van a seguir toreando con diversas campañas, violentas, lo más de la veces, pero no habrá remedio porque eso ya ha sido demostrado, no nada más en Colombia, sino también aquí mismo en el llamado triángulo de oro: Sinaloa, Durango y Chihuahua, cuando en el gobierno de Echeverría desataron la Operación Condor, misma que sirvió para que murieran muchos más inocentes que culpables.

La declaración de la guerra contra el narco de Felipe Calderón Hinojosa, también sirvió para atizar más la violencia, algo así como 230 mil muertes y otro tanto de desaparecidos; y el baile siguió con Peña Nieto y…ahora con el gobierno de la 4ta. Transformación, que lidera el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ha lanzado desde el principio de su gobierno, hace ya 4 años, programas que intentan dar oportunidades a los jóvenes, aquellos llamados “ninis”, que ni estudian ni trabajan.

Tienen programas en las ciudades para estudiar y trabajar, y en el medio rural para dedicarse a sembrar árboles y siembras diversas, todo mediante becas que les permiten las oportunidades que nunca antes tenían.

Según datos, la violencia del narco ha bajado en un 17%, pero también hay otros programas, como los apoyos a adultos mayores, a mujeres solteras y seres con discapacidades.

Todo ello en algo ayuda, amén de la intensidad de mensajes tanto en radio como en televisión; son mensajes dirigidos a jóvenes y adultos, muy claros y dramáticos que sin duda logran disuadir sobre el uso de las drogas.

Por otra parte, existen una importante campaña a nivel internacional que está coordinada para frenar la producción, incitación y comercialización.

AMLO expone cada semana, ante la prensa nacional y extranjera, sobre los avances que se obtienen cada día por las diversas fuerzas militares e instituciones, como las aduanas, para frenar los males que ocasionan los grupos llamados carteles. Más de 1.3 billones de pesos han sido el costo de los decomisos de drogas, miles de armas, vehículos, bodegas, ranchos y casas decomisada, y también miles de detenidos.

No hay tregua. Lo que sí es una lástima es que existan jueces y magistrados que han demostrado favorecer a los mercenarios de la muerte, a quienes favorecen con dejarlos en libertad. Por eso, la 4T no debe dar marcha atrás, los enemigos de casa, son los más peligrosos.   

Por vía de mientras los videos, novelas, películas, obras de teatro, pinturas y demás, seguirán siendo la inspiración de todos aquellos que tenemos, la idea, de que ventilando al aire, a la luz y al viento los resultados de la barbarie, algún día, seremos mejores ciudadanos.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído