De los inicios de una nueva era, parte 2

Ahora al no exigirse las licencias, cualquiera puede ser admitido para usar lo que debe ser respetado: el micrófono.
BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

La radio y la televisión en México, tuvieron su época de supremacía. Locutores, cronistas y comentaristas en los diversos géneros del arte, la cultura y los deportes, se les reconocía por su: Buen decir. En aquellos entonces, décadas de los 40 a los 80´s, se les exigía para estar ante los micrófonos: La Licencia de Locución.

La institución encargada de tal exigencia era la Dirección General de Televisión Educativa, y era necesario presentar exámenes que acreditaran a los aspirantes tener: conocimientos generales, buena ortografía, redacción, buena dicción, pronunciación, incluyendo al menos dos idiomas extranjeros, geopolítica, historia y geografía.

Quién sabe por qué negativas influencias, el 8 de febrero del 2016, en el Diario Oficial de la Federación, se publicó el decreto en el que se derogaba el certificado de locución, y se retiraron las licencias de locutores, comentaristas y comentaristas de la radio y la televisión. Y así, se consolidó, lo que desde principios de 1990 ya se venía dando: la decadencia del buen decir.

Ahora al no exigirse las licencias, cualquiera puede ser admitido para usar lo que debe ser respetado: el micrófono. A lo largo y ancho del país, existen emisoras de radio, y ahora más con eso de la facilidad que se tiene para usar aparatos de difusión, no nada más para difundir la palabra, sino también las imágenes, de tal suerte que los medios de difusión están en franca decadencia.

Existen quienes: “no rebuznan, porque no se saben la tonada”, frase del célebre Miguel Tamayo. Pero lo más grave aún, es la degeneración del idioma, por el uso indiscriminado de palabras ofensivas, y no se diga por demás gruesas y mal sonantes. Esto viene a empobrecer la cultura de los pueblos, ciudades y naciones.

Creo que no está demás decir, que la 4T, concretamente el gobierno en sus tres niveles, tienen la obligación de atender este asunto. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, los gobiernos Estatales y Municipales deben pugnar porque se vuelva a exigir la preparación de los que pretendan la carrera de la comunicación vía locución; mismos que deberán acreditar su capacidad al presentar los exámenes correspondientes. Las autoridades deben exigir también  que se respeten los reglamentos de la Ley Federal de Radio y Televisión. 

La dignificación de los medios de comunicación, también deben estimar que la propagación de la mentira, va de la mano que indigna la forma del mal decir.

Es mucho más lo que se debe considerar para que los medios masivos de comunicación sean dignos, y sobre todo veraces. Según Wikipedia, en México existen 1955 estaciones de radio, 895 de televisión, 400 periódicos, 192 revistas que en un 99.5% denuestan y mienten en contra de AMLO, pero son 84.5 millones los usuarios de celular, de ahí nacen las “benditas redes sociales”, son el contrapeso que mantiene al presidente con un 70% de aprobación.

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído