Reminiscencia del 88: Segunda Parte

BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Por: José de Victoria

Y es que él fraude electoral del verano del 88; no solo marcó con fuego y manchó con sangre la historia moderna de éste país; si no que también llevó a una parte de la población a perder el analfabetismo político y a sufrir como sociedad, el doloroso parto de una revolución democrática, que antecedió a ésta cuarta transformación; revolución de las conciencias, democracia participativa, o cómo sea que se le quiera llamar al nuevo estilo de gobierno que tenemos; cuyo régimen político, económico y social orbitan entre parámetros muy claros, como son: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo; llevando en alto cómo estandarte reivindicador de la lucha de clases: que “por el bien de todos; primero los pobres” y teniendo como columna vertebral, que articula y da proyección a su movimiento; una declaración política fundacional: la “regeneración de la vida pública de México”; gobierno que ha declarado una lucha frontal en contra el cáncer de la corrupción que tanto daño a México. 

Tardó años el tigre en despertar de su largo sueño, y dos décadas más en despabilarse de la somnolencia; porque no fue, sino hasta el año 2006, que se volvieron a escuchar sus rugidos estremecedores, que todavía asustan y paralizan a los neoliberales, llevándolos de derrota en derrota, y que hoy en plena debacle, entre el despecho y la ambición se mueven a destiempo y no atinan a reaccionar con certeza. Poco a poco y con torpeza han ido saliendo de sus respectivas guaridas: como salen las culebras del nido, donde después de comerse a los polluelos; se echaron ahítas a dormir.

Al despertar, su apetito voraz se ha encontrado con una realidad insuperable: los medios de comunicación divididos y acotados;  competidos por las benditas redes sociales; señalados de ser mercenarios del viejo régimen,  de ser tendenciosos y tachados hasta de pasquines inmundos; y los partidos políticos, pri, pan, prd y mc que ellos tenían comprados para usarlos como instrumentos:

Están tan disminuidos, tan desacreditados, con los cuadros políticos en desbandada, y sus estructuras territoriales resquebrajadas; subsisten inmersos en una crisis interminable, con el registro en riesgo, ya no son gran cosa; el más miserable de todos es el prd; cuyo origen es aquella corriente que  naciera al interior del anciano  partido, que con ochenta ochenta años en el poder; todavía se negaba a abrirse a los cambios que la sociedad reclamaba, porque los cachorros de la revolución, no se habían llenado de robar, y se negaban a reconocer los graves problemas que enfrentaban las mayorías empobrecidas, incomprendidas y sacrificadas. 

Por eso fue que al nacer la corriente democrática, encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz, Ifigenia Martínez y otros muchos actores políticos diseminados por todo el país, hubo gran efervescencia y el pueblo votó con emoción y algarabía, haciendo con ello; la primer llamada a la clase gobernante, para que rectificara el rumbo que había perdido; en lo político, en lo económico y en social: llamándole volver a la economía mixta, o a un cambio de régimen, cuyas primeras reacciones fueran inteligentes y patriotas, y que se orientaran en favor del pobrerío, con el fin de paliar su miseria y desactivar el estallido social que ya estaba incubado, porque en algunas regiones del país, había grupos en plena beligerancia; y era prudente que se volviera a retomar el nacionalismo como medio para recuperar la soberanía y como camino para conservar la paz social; pero la clase gobernante que estaba empoderada, y ocupada acrecentando sus patrimonios  particulares: hizo todo lo contrario; optó por conservar el poder a toda costa y lo logró, y después del fraude electoral; se instauró un régimen que con cinismo inaudito.

Pomposamente llamaron: ‘neoliberalismo’ de cuyo pillaje sacamos la conclusión de que, no fue otra cosa que un ‘neoporfirismo´ durante el cual, los políticos, encabezados por Carlos Salinas de Gortari se dedicaron a robarse los activos de la república y bajo el concepto tramposo de la desincorporación: enajenaron los bienes públicos en beneficio de particulares; ante lo cual, la sociedad indefensa y medio engañada por la propaganda oficial: optó a regañadientes por esperar seis años más, confiando equivocadamente en la alianza de todas las fuerzas políticas de la izquierda mexicana; que por aquel tiempo se encontraban reagrupadas en el Partido Mexicano Socialista, con las que habíamos dado la gran pelea, disputando el poder con sobrada gallardía y que todavía a pesar de la derrota: seguía esgrimiendo un discurso prometedor, y hablaban del ideal.

En el PMS se incubó el huevo de esa serpiente, pues se llenó de priistas descharchados, ahí se refugiaron y ahí se fortalecieron; se quedaron con su registro, y durante un tiempo actuaron con apego a la sabiduría política que dicta el ideal, pero no tardó en cegarlos la ambición, y terminaron sucumbiendo ante el poder.  

Los conservadores también inauguraron una nueva forma de hacer política: porque a partir de entonces, Carlos Salinas el presidente usurpador; urdió la treta de legitimarse en los hechos y llevó a cabo una alianza descarada con la derecha, representada por el PAN; dando principio así, a una serie de conciliábulos electorales, a los dieron el rimbombante nombre de “concertaseciones”: que en pleno régimen neoliberal; se convirtió en una alianza impía que desmanteló la República, como ya dije: privatizando, enajenando los bienes públicos; convirtiendo las deudas privadas en deudas pública y haciendo política con cinismo y ambición desmedida: 

política,  mucha política moderna” y dando a luz el incestuoso parto del PRIAN, engendro político que parieron sin pudor y que después, asustados de tan desnaturalizado parto; lo mantuvieron en secreto con la complicidad perversa de los medios, que patrocinados por la oligarquía, les guardaron el secreto por años y felices días; durante los que actuaron como propagandistas y mercenarios de aquel grupo compacto, recibiendo chayote de la mafia, que ejerció y compartió el poder, haciendo del erario público un botín, evadiendo impuestos y comprometiendo el producto interno bruto, con empréstitos por miles de millones de dólares, que fueron a parar a cuentas de políticos en paraísos fiscales del extranjero.

Hasta que le llegó la hora de perder las elecciones y con ello el poder de las fuerzas armadas, que para bien o para mal: siguen siendo fieles a quien es él presidente en turno, que con sólo respetar sus privilegios; puede asumir el mando y actuar como  comandante en jefe, y así tener asegurada su lealtad y hasta darse el lujo de referirse a la tropa como lo que realmente es: pueblo uniformado, que al no tener mayor instrucción, ni esperanzas de sobrevivir de otra manera, se acogen al servicio castrense sin más expectativas que las de ganar unos pesos para poder mantener a sus humildes familias y de paso ser invulnerables ante una sociedad, que los ha olvidado en su orfandad y en su eterna indefensión.  

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído