Reminiscencias

BBANG
Hospital IMSS HORIZONTAL

Por: José de Victoria

Sin más preámbulos; que reconocer de una vez por todas, que la Vida Pública; debe ser cada vez más Pública: en éstos días de  principios de julio; bajo el ardiente sol tropical, que año con año nos depara el cambio de estación; no puedo menos que recordar con impotencia y rencor inútil; la triste e infamante efemérides de aquel verano del 1988; de aquellos días aciagos para la República: en qué la misma oligarquía que hoy pretende volver a gobernar los destinos de la Patria; no estaba preparada para asimilar, la derrota que le infringió en las urnas el Frente Democrático Nacional; cuyo candidato a la presidencia de la república, Cuauhtémoc Cárdenas, que logró emocionar al pueblo pobre y sufrido del cual: él nunca formó parte, puesto que desde niño, fue rico heredero de fama y de fortuna. Pero siendo hijo de un prócer de la patria; del gran estadista, Gral.

Lázaro Cárdenas del Rio; que con su ejemplo de nacionalismo, enriqueció con paginas gloriosas nuestra historia y por eso el pueblo quiso a su hijo Cuauhtémoc; y él sin ser un gran orador, logró la hazaña de ganarse las simpatías de los mexicanos, que sin duda, fueron muchísimas más, que los votos que obtuvo en las urnas, que por ser tantos; hicieron que la oligarquía enmudeciera, y al no poder tan siquiera pronunciar su cifra, se negó a reconocerlos: el PRI había perdido las votaciones… y cómo no! Si nuestra moneda; el peso: en los últimos gobiernos emanados de ese partido, se había devaluado más de un dos mil por ciento, y estábamos hundidos en la pobreza, en graves problemas financieros y en el descredito internacional. 

Los gobiernos neoliberales que desmantelaron la república, fueron fábrica de millonarios; de ladrones que hoy se enseñorean cómo exitosos y ricos empresarios, como si no supiéramos todos los mexicanos, que todos ellos en realidad son ladrones, hijos y nietos de ladrones. 

Pero la cosa no paró ahí; se robaron las elecciones y gobernaron a éste pueblo humillado y afrentado, porque Cuauhtémoc; el líder por el cual, los mexicanos votamos abrumadoramente; no tubo los arrestos suficientes para defender lo ganado, y se dedicó a hacerse la víctima y todavía hoy, víctima de sus ambiciones política frustradas; se consuela lamiéndose las heridas y boicoteando el gobiernos legítimo de Andrés Manuel López Obrador; con declaraciones hipócritas, envidiosas y convenencieras.

Porque después de sus tres candidaturas fallidas por la presidencia, y su posterior aquiescencia ante el fraude de que fuimos víctimas: no es aceptable su actitud ladina y marrullera. Porque no le queda cara de hablar, y mucho menos de querer erigirse en ejemplo de rectitud, y menos aún de pretender dar ejemplo de pureza intelectual.

Cuando todos sabemos que hablo en secreto con nuestros enemigos y que él también calló: y así debería seguir callado, para por lo menos tener el mérito de no estorbar al hombre que ganó; y volvió a ganar, y que dentro un año y meses, se irá triunfante y orgulloso, seguido de una cauda de admiración y del agradecimiento de un pueblo que no quiere que se vaya; porque no quiere quedarse a lidiar en la orfandad política y con la víbora neoliberal chillando, buscando la revancha; pero que él, por respeto a la ley que juró cumplir y hacer cumplir; deberá irse y se irá; él bien amado, él férreo e imbatible Andrés Manuel López Obrador, sé irá, él que haciendo honor a su apellido: obró el milagro de ganar las votaciones una y otra vez, de gobernar poniendo ejemplo de cómo se puede gobernar  sin robar y sin pedir prestado; a éste México arto hasta saciedad de políticos ladrones y malvados. 

Pero antes de marcharse a donde tanto él mismo pregona; a escuchado el clamor popular y no se irá sin arengar a los electores, de su apoyo por el ya famosos plan “c” que no es otro que  ganar la mayoría calificada en el congreso en la elecciones de 2024; porque es ese y no otro el verdadero camino a la regeneración de la vida pública, porque es esa y no otra su magia que practica; es el arte de ejercer el poder soberano del pueblo. Porque propone  hacer que la vida pública sea cada más pública, y que, quienes aspiran a gobernar, lo hagan por vocación y con capacidad; y lo ganen sin trastupijes ni machicuepas. 

Vale la pena volver sobre éste tema, porque en las elecciones del 88, participaron los personajes de la oligarquía que hoy están intentando recuperar el poder, son los mismos de hace 35 años, y nos enfrentamos a las mismas mañas y al poder económico del mismo grupo; que como siempre: carente de un candidato capaz de dar la pelea, en un afán desesperado y tardío, quieren posicionar a la senadora plurinominal Xóchitl Gálvez como abanderada, y aunque es del dominio público su estilo y su forma de hacer política: quieren vender su imagen con mentiras.

Porque ganar una alcaldía en la lomas de la Ciudad De México, por contundente que sea el triunfo, ejercer una senaduría con desparpajo, andar picando pleito aquí y allá; puntear encuestas cuchareadas y vestirse con huipiles bordados; no le darán las simpatías, ni el nivel suficiente, para hacer ganadora una candidatura por la presidencia de la república.

Por mucho que tenga a los ricos de su lado, por mucho que piensen que así hicieron presidente al cabeza hueca de Peña Nieto; no podrán hacer lo mismo con ella; volverán a perder como el 88, como el 2006 y como el 2018, y ésta vez no podrán robarse los votos y quemar los paquetes electorales, como lo hicieron el 88. 

Porque el blindaje político que representan la popularidad de Amlo, cobija al equipo que él ha elegido ya para encargarles el poder. 

Por eso es ésta modesta colaboración, para aprovechar la oportunidad de decir; que la Vida Pública debe ser cada vez más pública. 

IMSS-BIEN 728
Big Bang Fondo Negro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias
Lo más leído